Nueva edición de la histórica marcha cicloturista Tierra de Remences

Un año más, la marcha cicloturista Terra de Remences llenará el próximo 10 de mayo de 2020 las carreteras de La Garrotxa, el Ripollès y Osona con más de 3.000 ciclistas llegados desde diferentes puntos de Cataluña, España y de Europa.

Esta prueba solidaria deportiva – que llega a su 23.ª edición – está organizada por el Club Ciclista Bas, cuenta con el patrocinio de la empresa Energy Tools y se trata del acontecimiento deportivo con más participantes de toda La Garrotxa. Así mismo, se ha consolidado como una de las pruebas ciclistas más participadas de todo el Estado. Por eso, la marcha es ya una cita y reto indispensable para muchos deportistas amantes de la naturaleza y el ciclismo.

Después del periodo de inscripciones exclusivas mediante el carné Amigo de Remences que se llevó a cabo del 2 al 31 de enero, este 14 de febrero se abren inscripciones para poder participar en esta prueba histórica.

 

Más avituallamientos y servicios

 

La marcha arrancará el próximo 10 de mayo del 2020 a las 8 de la mañana de Sant Esteve d’en Bas. Los dos recorridos de 100 y 175 kilómetros -1280 y 2600 metros de desnivel acumulado respectivamente-, con salida y llegada en esta localidad pondrán a prueba a los deportistas con un itinerario que atraviesa algunas de las rutas más espectaculares de veinte municipios como Olot, Sant Joan de les Abadesses, Ripoll o Manlleu, aparte del empinado y respetado Coll de Bracons.

En total, los ciclistas contarán con seis puntos de avituallamiento en ruta aparte del punto de encuentro a la llegada de la prueba. Unos avituallamientos que dispondrán de una gran oferta de bebidas y alimentos de proximidad. A lo largo del itinerario también se ha previsto la instalación de tres servicios públicos para las ciclistas así como aparcamiento vigilado para las bicicletas.

Tal como detalla el presidente del Club Ciclita Bas, Daniel Bosch, la seguridad, la calidad y ofrecer una buena experiencia son sus máximas prioridades. “Es un orgullo poder organizar y realizar una prueba de estas características. En cada edición intentamos variar, superarnos y mejorarnos a nosotros mismos porque los ciclistas y sus acompañantes se lleven la mejor experiencia posible”, detalla Bosch.

Por eso, este año disponen de 5 ambulancias equipadas con 5 médicos y 3 enfermeros para poder dar la respuesta sanitaria más rápida posible. Al mismo tiempo, un conjunto de 15 coches itinerantes de la organización, equipados con material mecánico, desfibrilador y emisoras se encargaran de apoyar y ayudar a aquellas personas que lo necesiten, en cualquier ámbito.

Paralelamente un conjunto de 25 mecánicos estarán a disposición de los participantes para poder atender cualquier incidencia y 25 técnicos en motocicleta se encargarán de responder dudas, seguir a los participantes y, conjuntamente con los más de 500 voluntarios, velar por la seguridad indicando el recorrido, los giratorios y marcando los cruces.

 

Un gran equipo humano

 

Según los datos reunidos por parte del Club Ciclista Bas, más de un 80% de los ciclistas que anualmente participan en esta prueba son vecinos de la demarcación de Barcelona. Tal como asegura Toni Fité, jefe de la organización de la Terra de Remences, la ayuda de los voluntarios y de los 250 socios del club es indispensable. “Aparte de ayudar en la señalización y la logística, también son un gran apoyo en el funcionamiento de los 7 avituallamientos. Sin ellos esta carrera no sería posible”, remarca Fité.

La marcha entregará 7 galardones: al más veterano, a la más veterana, al más joven, a la más joven, al club más numeroso, al club más lejano y al club participante con más de 15 registrados. Por otro lado, parte de la recaudación recogida se entregará a tres entidades sin ánimo de lucro de la zona como son la Oncolliga, la Fundación Albert Bosch o Cáritas. En concreto, en la pasada edición de la marcha, la asociación consiguió reunir más de 5.200 euros para estas entidades.

Aparte, un día antes de la celebración de la carrera, los ciclistas más jóvenes también podrán poner a prueba sus fuerzas con la Remences Kids, la carrera ciclista para participantes de entre 5 y 13 años que puntúa para la Copa Cataluña Infantil y que se recorre por las calles de Sant Esteve d’en Bas.

 

 


Terra de Remences forma parte de la Federación Catalana de Ciclismo (FCC), la Real Federación Española de Ciclismo y la UCI y es una prueba puntuable para el XIII Circuito Ciclopirineus de cicloturismo, la XXX Challenge Catalana de cicloturismo y el VI Circuito Femenino, que promueve la FCC, así como lo Circuito de cicloturismo Ciclismo a Hondo, impulsado por la revista homónima.

 

 

Los comentarios están cerrados.